Día 2

Cómo aprovechar el Pacto Mundial de Migraciones

By junio 4, 2019 No Comments

Texto: Tania Chacón/Factual

 

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular es un acuerdo entre 160 países para establecer estándares que aborden los desafíos de la migración en el mundo. Si bien no será jurídicamente vinculante, sí será políticamente vinculante, por lo cual será el documento bajo el cual deberán trabajar las organizaciones pro-migrantes.

Por ello, en el marco del Encuentro de Articulación Internacional entre organizaciones de Migrantes y Pro-Migrantes se abrió un espacio para hablar sobre el Pacto, revisar sus objetivos, discutir las inquietudes de las y los asistentes respecto al documento, y sobre todo realizar un rápido análisis de las ventanas de oportunidades que va a brindar el documento. El ejercicio fue moderado por Helena Olea (Argentina), abogada de la organización Alianza Américas; y por Pablo Valenzuela (Chile), abogado de la organización Espacio Público.

Como antecedente principal del documento está la Declaración de Nueva York en 2016, momento en el cual los Estados se dieron cuenta de que lo existente hasta el momento en materia migratoria no funcionaba. En la declaración se estableció el compromiso de elaborar dos pactos, uno para el refugio y otro para migración segura, ordenada y regular. La idea era revisar qué era en específico lo que no funcionaba y buscar la manera de cambiarlo.

Helena Olea aclaró que el documento fue elaborado por representantes de Estados no siempre con cercanía a la realidad migratoria y no tuvo la participación de migrantes ni de organizaciones que trabajan el tema, razón por la cual el Pacto no necesariamente responde a sus necesidades.

La abogada relató el debate que hubo tras la discusión del documento y durante el proceso de consultas. Para comenzar, Estados Unidos decidió no participar en las rondas de negociaciones. Las consultas regionales de Pacto se organizaron una en América Latina y el Caribe y otra en Canadá. La decisión fue criticada porque no respondía a la naturaleza de los flujos migratorios. Como sugerencia, se dijo que quizás hubiera sido más interesante hacer una consulta en Sudamérica y otra en los países del norte y los centroamericanos.

Para Helena Olea y Pablo Valenzuela la parte más novedosa del Pacto de Migraciones es que incluye cómo se va a implementar, cómo se le dará seguimiento y cómo se revisará. El documento cuenta con 10 principios rectores en los cuales se establecen temas como derechos humanos, niñez y género, los cuales deberán atravesar todas las acciones y decisiones del Pacto. El texto se organiza principalmente en 23 objetivos, los cuales se desglosan en 54 compromisos que a la vez contienen 193 acciones en total.

La abogada Olea explicó que dentro de todo lo establecido por el Pacto de Migraciones hay acciones orientadas a restringir la migración y derechos de migrantes. Sin embargo, pidió analizarlo para buscar las oportunidades dentro del documento para impulsar, por ejemplo, la mejoría de las condiciones en los países de origen. “La apuesta está en identificar dónde puedo incidir para que el Estado trabaje. Desde la sociedad civil podemos trabajar en conjunto, a veces con Naciones Unidas, a veces con el Estado, a veces con organizaciones”, explicó Olea.

Como ejemplo de la dinámica que se llevaba a cabo en el evento, el objetivo 5 despertó inquietud entre las y los participantes. Este objetivo dice: “Mejorar la disponibilidad y la flexibilidad de alternativas para la migración regular”. Una pregunta que surgió al respecto fue si eso no excluía a la migración irregular. Helena Olea comentó que efectivamente este punto asumía que la única migración era la regular desde el país de origen, una visión alejada de la realidad de la migración. Sin embargo el mismo objetivo podría usarse para invitar a los Estados a crear programas de regularización. Una de las asistentes, Rosita Milesi (Brasil), del Instituto Migraçoes e Dereitos Humanos, señaló que en ese objetivo quizás la palabra clave para tomar ventaja era “flexibilidad”.

Olea y Valenzuela resumieron los principales puntos en los cuales, a su consideración, el pacto quedó deficiente. Esas críticas fueron:

  • No se avanzó en derecho humanos al momento de migrar.
  • No incluyó una definición e irregularidad.
  • No estableció de manera clara el tema de intercambio de información de migrantes entre instituciones. Por ejemplo, se busca que si una persona migrante acude al hospital no se le deporte.
  • No fortalece ni promueve la regularización migratoria.
  • Faltó avance en evitar la detención de migrantes, particularmente la de niños y niñas.

En este mismo sentido se señalaron las excusas que varios países utilizaron para no adherirse al Pacto.  

  • El documento incita a la migración irregular
  • El Pacto podría socavar la soberanía
  • No hace diferencia entre migrantes regulares e irregulares
  • Perjudica a connacionales
  • La migración no es un derecho humano
  • El texto crea un mundo sin fronteras

El Pacto también establece la realización de un Foro Internacional de Revisión de Migraciones, un espacio a realizarse cada cuatro años comenzando en 2022, donde se revisarán los avances del Pacto. Para poder llevar las agendas propias de cada organización a este espacio, Pablo Valenzuela recomendó acercarse a las oficinas locales de Cepal y OIM y trabajar con esos organismos en conjunto.

Con la intención de aprovechar las ventanas de oportunidad que podrían extraerse del Pacto, Valenzuela anunció que su organización ha decidido crear el Observatorio Regional del Pacto de Migración.

Este observatorio contaría con un equipo técnico de investigadores dedicado a transformar lo que dice el documento en acciones de política pública. Buscan que su trabajo sea evaluado por expertos en migración como serían las organizaciones que trabajan con migrantes. El observatorio ya tiene un programa piloto en Chile y en México, y tienen proyectado implementarlo también en Argentina, Perú, Colombia y Ecuador. El objetivo de colocarlo en varias naciones es crear modelos comparativos que sirvan para incidir mejor e intercambiar experiencias.

 

Leave a Reply